Retos cotidianos del rol directivo

15-07-2024

Retos cotidianos del rol directivo

¿Es posible desde tu realidad atender múltiples tareas, no trasladar tus preocupaciones o decepciones a otras personas, contagiar alegría, actuar constructivamente y alejar lo negativo?. Sigue leyendo y descubre algunas claves para no amargarse la vida, fomentar las buenas relaciones y afrontar pase lo que pase, los retos del día a día.

En el día a día, los cargos directivos afrontan diferentes retos dependiendo del negocio.
Además se enfrentan al desafío de asegurar los resultados de la empresa a través de los equipos y los departamentos a los que representan. Para todos, es importante dar prueba de agilidad y flexibilidad para adaptarse. Para bien y para mal, son referentes al menos, para los equipos que gestionan.

A continuación, te destaco algunas de las claves que se trabajan desde el coaching para fomentar buenas relaciones y afrontar los retos del día a día:

  1. Ejercita la paciencia, desde la serenidad actuarás en el momento oportuno. Para ello controla tus impulsos, acepta la realidad, observa las creencias propias y del sistema que bloquean la efectividad para acabar poniendo el foco en lo que funciona y va bien.
    Elige el momento y las palabras más oportunas, respeta. La paciencia tiene más poder que la fuerza. ¿Prefieres tener razón, enfadarte, quejarte, … o ser feliz?. Si relativizas la situación te será más fácil buscar soluciones.

  2. Reconoce tu realidad antes de criticar a los demás. ¿Piensas que si no tuvieras defectos encontrarías el mismo placer al señalar los de otros?. Juzgar a los demás es la mejor manera de separarte de ellos. Nunca es tarde para conocerte un poco mejor y descubrir tu talento. A veces detrás de una crítica hay una liberación de tu insatisfacción, ira o frustración que te puede arrastrar a conflictos no deseados. Es posible que aquello que reprochas a los demás muestre tus inseguridades; busca lo que te une al otro y no lo que te separa. ¿Qué es lo que no estás aceptando?. En tu respuesta encontrarás la clave sobre la que actuar.

  3. Afronta la incertidumbre y no temas a la decepción. Espera lo mejor, lucha con energía por lo que quieres y diversifica tus acciones. Mira hacia afuera (mercados, productos, clientes, tendencias…)
    Quien tiene ilusión encuentra un motivo más para mantener la esperanza. Deja de revivir el pasado, afronta el futuro con ganas y una memoria selectiva para recordar lo bueno del pasado, con ese filtro encontrarás oportunidades a las nuevas situaciones y mirarás al futuro con confianza.

  4. Tus imposiciones te delatan. Lo que exiges a los demás y las presiones que ejerces sobre ellos también te dan pistas para conocer sobre qué actuar para superarte. Invierte en tu desarrollo y da la mejor versión de ti. Además de ser el mejor en lo que haces puede ser de utilidad ser el mejor en lo que no hacen, diferenciación.

  5. Escoge bien a tus compañer@s de viaje. Hay personas cargadas de negatividad a las que nada les alegra. Opta por compartir tanto tiempo como te sea posible con personas constructivas y sinceras. Disfruta de las ventajas de fomentar relaciones fluidas, con las que te puedas reír y con las que puedas contar cuando tienes un mal día.

  6. El dinero te puede cambiar. Y cuando eso pase, ¿habría alguna recomendación?. Tiremos de la historieta como recurso,…Narra un pequeño cuento popular que un sabio preguntó a un joven, “… Cuando miras por la ventana ¿qué ves?, veo personas contestó el joven. Entonces el sabio lo llevó ante un espejo y le preguntó: ¿qué ves ahora?. Soy yo, contestó el joven”. A lo que el sabio replicó: el espejo se construye con algo de plata, cuando hay dinero por medio, ocurre como con el espejo, uno ya no ve a las otras personas, sólo se ve a sí mismo, sólo piensa en él.

    Domina tu ego, solo te proporciona una visión parcial y sesgada de la realidad, la tuya, necesita tener razón y que las cosas discurran como él desea. Su camino perfecto, necesita controlar; o de lo contrario se sentirá inseguro, impotente. Practicar la humildad puede contrarrestarlo, ayudarte a aprender y apartarte del frustrante camino de la perfección.

    “Si tienes que elegir entre riqueza, éxito y amor. No lo dudes, porque donde hay amor siempre hay éxito y riqueza”.

  7. Minimiza resistencias. Apuesta por lo que es importante y te acerca al objetivo. Si alguna vez has pensado “ha sido hacerme jefe y empezar todas mis complicaciones”. Te invito a reflexionar,…¿Cómo describirías tu presente como directivo?, ¿para qué sigues aceptando el puesto?.

Entenderlo puede implicar asumir que nada es por casualidad, que al final todo tiene un sentido, que quizás lo importante es vivir los acontecimientos no como queremos nosotros sino como suceden, y así…, vivir el reto cotidiano de experimentar el rol y seguir aprendiendo.

Compartir en:

 
Financiado por la Unión Europea - NextGenerationEU
 
Plan de recuperación, transformación y resiliencia
 
Llamar
Whatsapp
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Puede aceptar las cookies haciendo clic en el botón «Acepto» o configurarlas o rechazar su uso haciendo clic en la Política de cookies